En Corfú nos preocupamos por la calidad de nuestros helados.

Para cumplir este objetivo, respetamos el proceso tradicional haciendo el helado de manera artesanal, con ingredientes naturales, sin colorantes, ni preservantes y, en lo posible, ecuatorianos.

Helados de paila

En el caso de los helados de paila, hacemos una meticulosa labor para conseguir la fruta de la mejor calidad y lo más fresca posible. Procesamos la fruta, en varios casos a mano, para obtener los mejores aromas para nuestros helados artesanales.

Helados de crema

Para hacer los helados de crema seleccionamos crema de leche fresca y la procesamos para que nuestros helados tengan una cremosidad y textura únicas. Corfú fue la primera heladería que elaboró conos waffle y la primera en preparar y ofrecer conos frescos. Los conos eran preparados frente al cliente y se formaban largas filas de hasta 45 minutos de espera por un helado. Actualmente seguimos haciendo los conos waffle de manera artesanal; sin embargo, para asegurar la consistencia en todos nuestros locales, los preparamos y los distribuimos diariamente desde nuestra fábrica.

Desde 1988 hemos trabajado por la calidad de los productos para el bienestar de nuestros clientes. Gracias a la entrega de cada uno de nuestros colaboradores, en 2012 logramos la certificación de Buenas Prácticas de Manufactura.

Nuestro compromiso

Para asegurar la frescura de nuestros productos, nos encargamos de todo: los elaboramos, distribuimos, vendemos y servimos cada producto a nuestros clientes. Para nosotros, lo más importante es nuestra gente. Nos preocupamos por mimar a cada persona que nos visita y así se sienta en su casa.

Corfú es más que una heladería, es un lugar a donde ir, ¡un lugar para estar!